Licencias para apartamentos turísticos en Vitoria-Gasteiz

Artículos relacionados - Licencias para apartamentos turísticos en Vitoria-Gasteiz

  • Cómo disolver una mancomunidad de propietarios: pasos a seguir

    Una mancomunidad es una fórmula que suele crearse cuando varios edificios comparten zonas comunes y tiene por objetivo optimizar la gestión de las mismas. Puede funcionar desde el inicio de la actividad vecinal o crearse más tarde. Pero, en cualquier caso, debe inscribirse en el registro de la propiedad correspondiente para ser completamente legal. La […]

  • |

    ¿Cómo saber si pagaste cláusula suelo?

    La cláusula suelo es una cláusula que establece el interés mínimo de un préstamo hipotecario de tipo variable, aplicándose cuando el índice de referencia más el diferencial no llegan al valor fijado. Muchas de las hipotecas que se concedieron antes y durante la crisis de 2008 incluían esta cláusula suelo en los contratos. Muchas veces […]

  • |

    Sentencia favorable en caso de demanda instando la restitución de la fianza entregada por el arrendatario

    Nuestro cliente, una mercantil, había suscrito un contrato de arrendamiento sobre un local propiedad de otra empresa. La propietaria del local, incluso de manera previa a la formalización del contrato, autorizó a nuestra representada para la realización de las obras que se estimasen oportunas, para lograr la adaptación del mismo a la actividad que pretendía desarrollar. Sin embargo, una vez iniciadas las referidas obras por parte de nuestra cliente, la Comunidad de Propietarios donde se encontraba situado el local instó la inmediata paralización de las mismas. Por este motivo, y debido a la imposibilidad de adaptar el local a las necesidades de nuestra representada, ambas partes de mutuo acuerdo suscribieron un documento acordando la resolución anticipada del contrato de arrendamiento, renunciando la arrendadora a exigir cualquier tipo de penalización. En el mismo momento en el que se formalizó el mencionado documento, nuestra mandante puso el local arrendado a disposición de su propietaria, quien verificó el estado de este. En virtud del referido documento, de la Ley de Arrendamientos Urbanos y del propio contrato de arrendamiento, la parte arrendadora debía restituir a nuestra representada el importe entregado por ésta en concepto de fianza; más concretamente, 9.600 euros. Sin embargo, la propietaria, alegando que la arrendataria no había respetado el plazo mínimo de una anualidad estipulado en el contrato, incumplió su obligación de restituir la precitada cantidad.

¿Necesitas que te llamemos?

Deja que un especialista de Vecindia se ponga en contacto contigo GRATIS.






Sí, quiero recibir notificaciones comerciales sobre productos y/o servicios.